Un contrato para tu obra.


El lenguaje jurídico nunca me ha gustado. Esto es así.contract-1

No obstante, reconozco que es conveniente y necesario dejar por escrito y con antelación suficiente las normas por las que debe conducirse la relación entre la empresa o empresas que ejecutarán tu obra y tú mismo, como promotor o propietario.

No es casualidad que las empresas que ejecutan obras y servicios en la construcción de edificios sean denominadas “Contratistas”. real-estateEs característico en este sector el intentar seguir fielmente los condicionantes y convenios reflejados en el contrato. Es cómodo y práctico seguirlo como guión y recurrir a él cuando existe alguna duda o contradicción sobre cómo actuar en alguna disyuntiva que surja.legoy créeme si te digo que surgen más a menudo de lo que sería deseable.

Dice el refrán que “Más vale una vez colorado que ciento amarillo”.

Este refrán se refiere a que es mejor pasar vergüenza una vez por decir lo que piensas, que ponerte amarillo por tener que pasar situaciones desagradables: coloradosi no expresas lo que quieres y cómo lo quieres, el contratista no lo va a adivinar. Puedes pensar que hay aspectos o situaciones que se resolverán de manera evidente y que cualquera lo verá como tu piensas, pero eso no es cierto. El contrato será la herramienta para expresar lo que quieres y cómo lo quieres, debatirlo con tu contratista “antes de” y ponerse de acuerdo ¡aunque sea colorado!. Por cierto, otro refrán que le viene a esta cuestión como anillo al dedo es “una puntada a tiempo ahorra ciento” 🙂

El refranero es muy sabio, pero vayamos al grano.

Para que pongas en práctica lo que en este artículo te describo, aquí te traigo un modelo de contrato.

Este modelo ya lo he probado con éxito. Es el resultado de una constante evolución a lo largo de bastantes años filtrando y mejorando el contenido de sus cláusulas. puzzleLa idea general es que no sea demasiado complicado de interpretar (ya lo he dicho al principio: no me gusta el lenguaje jurídico) 😉 pero no que por ello deje de ser completo y sistemático. Además, busca la ecuanimidad entre las dos partes firmantes, de tal forma que cada cual tenga claro sus derechos y deberes. Lo ideal es que no se tenga que recurrir a él, pero si tal caso ocurre, éste será una herramienta capaz de resolver cualquier posible conflicto.

Encontrarás en este formato que te aporto, la manera de plantear, afrontar y resolver con tu contratista cualquier conflicto relativo a la obra de tus sueños, evitando que éstos se conviertan en pesadillas. Entre las situaciones más importantes que se regulan en este modelo de contrato se encuentran las relativas a:

  • Identificación y representación de las partes.huella dactilar
  • Documentos oficiales (que se anexarán y también serán firmados).
  • Condiciones de ejecución de la obra.
  • El comienzo de la obra: el acta de replanteo. Prometo explicarte en otro artículo este término y lo que conlleva 🙂
  • El plazo. Lo que ya vimos en “Cómo programar tu obra” quedará aquí reflejado.
  • El precio y las formas de pago parciales y totales.
  • garantiaLas retenciones y garantías.
  • Unidades de obra nuevas o adicionales.
  • Paralización, abandono o rescisión.
  • Sanciones.
  • Responsabilidad civil ante terceros.
  • Liquidación y recepción de las obras.

Será una herramienta capaz de resolver cualquier posible conflicto.lapiz

Espero te sea de utilidad. Si lo quieres en formato editable (word, pages u otro) contacta conmigo y no dejes de pedírmelo clickando aquí. Te lo enviaré encantado a tu correo personal.

Saludos cordiales.

2 pensamientos en “Un contrato para tu obra.

    1. Jose Antonio CabreraJose Antonio Cabrera Autor

      Con mucho gusto, Paco.
      Te enviaré a través de tu correo el archivo en formato excel.
      Un saludo.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.