Declaración de intenciones

Hola! Soy José Antonio Cabrera.

En este mi primer artículo del blog quiero, tal como adelanta su título, hacer una exposición general de la idea que me ha llevado a crearlo, para que sepas pronto si estás en la página que buscas. No me gustaría hacerte perder el tiempo.

Te diré en primera instancia que este blog versará sobre el ámbito profesional en el que me muevo desde hace 23 años: el de la construcción,  las obras, la ejecución de obras de edificación.

cropped-logo3.jpgCon este blog pretendo ayudar a todos los que os ronda por la cabeza la idea de llevar a cabo una obra, en cualquier tipo de edificio, sea vuestra casa o no, obra de reforma ó de nueva construcción; ya sea obra pequeñísima, pequeña, grande o enorme… y no sabéis por dónde empezar a hincarle el diente.

El mundillo de la construcción visto desde fuera es sumamente confuso para los profanos y, cuando surge la necesidad, es frecuente oír hablar de “buscar albañiles” para que den un presupuesto. Lo malo viene cuando no se sabe explicar exactamente qué es lo que uno quiere, cuando te dan presupuestos para soluciones muy diferentes y no se sabe cuál será la mejor (ni siquiera si alguna será apropiada), cuando resulta que te dan presupuestos parciales y hay que recurrir a otros que lo complementen. También surgen dudas sobre la legalidad de hacer la obra de tal o cual forma, sobre si el resultado final será seguro o no, si cumplirá con lo que esperamos… En fin, el grado de incertidumbre suele ser muy alto y también suelen ser numerosas las decepciones con el resultado final.

A ti, que estás en esa tesitura, me he propuesto ayudarte con este blog. Tendrás en él a un aliado experto para ayudar a que puedas hacer un planteamiento claro de lo que necesitas, cómo planificarla, cómo obtener buenas ofertas del mercado existente (que es mucho y bueno), cómo elegir la más adecuada y a manejar la situación durante la ejecución de la obra. También será necesario aprender a gestionar las modificaciones que a buen seguro surgirán (incluso a petición tuya) y a controlar que el coste no se desvíe si no es tu deseo. Saber cuándo y cómo pagar. Contar con garantías al terminar la obra…y un largo etcétera.

Cuando he tenido que hacer obras para mí mismo, me he dado cuenta de la gran ventaja que he tenido por conocer el camino. Ahora quiero ponerme a tu lado para que puedas contar con esa misma ventaja.

Aquí tienes a tu asesor de obra particular. Estaré encantado de que me sigas a través de este blog y de atender  cualquier consulta que quieras hacerme.

Un saludo, y Bienvenido!

Tus consultas, opiniones y comentarios son bienvenidos:

Tu nombre (obligatorio)

Dirección de correo electrónico (obligatorio)

Titula tu comentario (obligatorio)

Expresa tu Comentario